¡Síguenos en las redes sociales, gracias por tu visita!

© Copyright Proyecto Liberal Español. Todos los derechos reservados.

 

El uso de este sitio implica la aceptación de la política de cookies del Proyecto Liberal Español.

 

 

Aviso de Protección de Datos de la Web y aceptación expresa del usuario (RGPD 25-5-2018).

 

 

  • Facebook Clean
  • Twitter limpio
  • Google+ Clean
  • YouTube Clean

Humanismo y Animalismo

Los humanos tienen derechos y deben ser respetados. Los animales también son merecedores de unos derechos fundamentales ya que son seres vivos sintientes.

El ser humano es el eje central de la economía, renegar de él es atentar contra la dignidad y la libertad. El animalismo forma parte del ser humano, como personas tenemos que saber convivir y respetar la vida de otros seres vivos y condenar la tortura entre humanos igual que a animales.

EL SER HUMANO COMO EJE CENTRAL

Los derechos humanos son clave. No se puede vivir en una sociedad donde los derechos humanos no se cumplen. Es obligación del Estado la de asegurar que la declaración de los derechos humanos se está cumpliendo.

La libertad es la única manera de defender al ser humano. Si los individuos no son libres para tomar decisiones estarán sometidos bajo la voluntad de unos pocos.

La economía debe priorizar la humanidad. No se puede permitir que para obtener beneficio, sea el Estado o una empresa, se pisoteen los derechos de las personas y se deshumanice el sistema.

LOS ANIMALES NO SON OBJETOS

Somos el primer partido político en España que ha reconocido que los animales son seres sintientes y merecen un trato legal como tales. Tienen derechos y deben quedar bien fijadas las obligaciones de los dueños, no es humano permitir el maltrato animal.

Hay que dar apoyo a los centros privados de protección animal. Estas instituciones son clave para mantener el equilibrio demográfico de los animales y preservar sus derechos.

Endurecer las penas por maltrato animal. Es necesario endurecer los castigos a los maltratadores. Un animal no merece ser torturado y que no se persiga al delincuente.